Desarrollo de una Interfaz para el Aprendizaje y reconocimiento Automático del Lenguaje de Signos

Usuario-VacioPor Fabián Sáenz, Esteban Chacón y Carlos Romero,

Quito, 2014.

Sección: Artículos

Resumen

El presente documento, detalla el desarrollo de una interfaz gráfica para la enseñanza del abecedario a personas sordas analfabetas y otra interfaz para el reconocimiento automático de signos realizados con una mano.

Palabras clave: Interfaz, signos, discapacidad, dialecto.

 

Introducción

Según la Organización Mundial de la Salud, se estima que el 15 por ciento de la población mundial, esto es 900 millones de personas, están afectadas por alguna discapacidad física, psíquica o sensorial, estas discapacidades dificultan su desarrollo personal e integración social según R. Koon [1]. El Ecuador cuenta con 15 ́471.000 habitantes, de los cuales el 5.64 % poseen algún tipo de discapacidad según la CONADIS [2]. Hasta 1950 la atención a las personas con capacidades especiales se realizaba bajo criterios de caridad y beneficencia. Más, a partir de este año, la ayuda se fue tecnificando gracias a las asociaciones de padres de familia, instituciones privadas y por los mismas personas con capacidades especiales. Por los años 70 los organismos públicos ampliaron la cobertura de atención respecto de salud, educación y bienestar social y en la década de los 80 las Naciones Unidas decretaron el año del impedido que posteriormente se convirtió en la década del impedido donde se promovió a nivel mundial políticas para inserción social a las personas con capacidades especiales.
Las discapacidades se dividen en: auditiva, física, intelectual, de leguaje, psicológico y visual. Para lo cual se enfocará en dos, la discapacidad auditiva y de lenguaje, puesto que en algunos casos están estrechamente relacionadas ya que una persona al no poder escuchar desde su nacimiento el lenguaje, pierde la capacidad de imitar los sonidos del habla. A nivel mundial existen 278 millones de personas sordas en el mundo, de estas, durante la etapa escolar hay muchos niños y niñas con esta discapacidad. En el Ecuador, el 20 por ciento de la población tiene algún tipo de sordera, lo que representa a unas 2 ́890.000 personas según las estadísticas recolectadas por la fundación FUNCORAT [3]. La sordera es una discapacidad invisible, por lo tanto genera problemas conductuales y de rendimiento cuando no es detectado. Para las personas con sordera profunda, su medio de comunicación con las demás es el lenguaje de signos, que consiste en comunicarse visualmente mediante gestos o mímicas, que es tan antiguo como el de las lenguas orales y posee variantes a nivel semántico dependiendo del lugar geográfico.

La concepción de lo que es discapacidad ha ido cambiando de lo que inicialmente era caridad y beneficencia a rehabilitación e inclusión y autonomía personal. Por lo que constantemente se generan leyes para ayudar a una mejor inclusión social, más en el presente se está aprovechando otra herramienta eficaz como lo es la tecnología. Alrededor del mundo se crean constantemente instrumentos, dispositivos y prótesis biónicas los cuales hacen que la diferencia entre personas con o sin discapacidad sea mínima y hasta nula. Respecto de las personas con discapacidad auditiva y del habla se organizan alrededor del mundo eventos como el Signo Lan Party donde se da a conocer las nuevas tecnologías para eliminar las barreras de la sordera mediante conferencias, debates y juegos en torno a las aplicaciones novedosas. Leer más …descargar PDF (305 KB).

Revista Iberoamericana de Educación en Tecnología y Tecnología en Educación N°13 | ISSN 1850-9959 | Junio 2014|, http://sedici.unlp.edu.ar/handle/10915/39983

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *