Emergencia en las escuelas de sordos alemanas. ¡La Lengua de Señas Alemana continúa siendo ignorada!

Federación Alemana de Sordos
Comunicado de prensa, 01 de junio de 2006
Emergencia en las escuelas de sordos alemanas.
¡La Lengua de Señas Alemana continúa siendo ignorada!

Logo de la Federación Alemana de Sordos
Logo de la Federación Alemana de Sordos

En Alemania, un niño afectado por sordera profunda corre el peligro de no poder desarrollarse, emocional y cognitivamente, al nivel correspondiente a su edad, y adquirir conductas patológicas. Estudios científicos han señalado que los deficientes auditivos que crecen con un entorno exclusivo de lengua hablada desarrollan problemas síquicos. Una investigación reciente señala que los niveles de satisfacción consigo mismas, así como la calidad de vida de las personas con deficiencias auditivas, es independiente de la pérdida auditiva. Una alta calidad de vida se basa en la posibilidad de mantener situaciones comunicativas satisfactorias. Los participantes Sordos de esa investigación, que crecieron con la lengua de señas, tenían una aceptación de sí mismos mayor y más estable que la que tenían personas que crecieron exclusivamente con la lengua hablada.

Los participantes del Encuentro de la Federación Alemana de Padres de Niños Sordos, reunidos el pasado fin de semana en Duderstadt, exigieron que se promueva de modo más decidido el uso de la lengua de señas, en particular en las escuelas de sordos, para ofrecerle a los niños oportunidades reales. Ellos informaron también que en muchas escuelas los maestros, especialmente formados para atender a niños sordos, o tienen un desempeño pobre en lengua de señas o carecen completamente de él. Algunos maestros conocen el sistema de “señas para acompañar el habla”[1], pero este sistema no es suficiente para garantizar un nivel de comunicación aceptable. Los padres que exigen para sus hijos una educación bilingüe en DGS y alemán se encuentran con los oídos sordos de los responsables en el ministerio de educación y en las mismas escuelas. Todavía rige, en demasiadas escuelas de sordos alemanas, el principio de la educación oralista pura. Es algo que defiende la Federación Alemana de Maestros de Sordos. En su congreso de mayo pasado, en la ciudad de Leipzig, reforzaron los maestros de sordos la idea de que quieren permanecer en ese modelo de escuela. A pesar de toda la evidencia científica en contra se sigue prohibiendo el uso de la DGS en las aulas de clase, con todos los efectos negativos mencionados arriba.

Una educación oralista pura se concentra en los aspectos más débiles de los niños. A los niños deficientes auditivos se les recalca permanentemente lo mal que oyen y hablan. Además de eso, se les niega la posibilidad de una comunicación natural o, al menos, de una comunicación facilitada, sobre cuya base los niños pudieran de alguna manera encontrarle sentido al lenguaje y desarrollar gusto por la lengua hablada. Ellos no tienen garantizada ninguna comunicación, ya que no se tiene en cuenta si están entendiendo todo lo que se les dice. Una educación sustentada exclusivamente en la enseñanza del habla no puede garantizar una comunicación efectiva. Tal comunicación, sin embargo, es necesaria para que los niños puedan desarrollarse cognitiva y emocionalmente al ritmo que les corresponde por su edad, y para alcanzar una relación equilibrada con su entorno. Bajo tales condiciones es muy difícil el desarrollo de una personalidad sana y de una identidad segura de sí.

Lo más adecuado para el desarrollo cognitivo y emocional de los niños sordos es una educación bilingüe sobre la base de la DGS y el alemán, desde el comienzo. Los temores de que la lengua de señas retrase o impida el desarrollo del habla no se basan en ningún estudio serio. Los programas escolares bilingües demuestran que las competencias del niño en el habla y la escritura mejoran de modo considerable a través de ese tipo de enseñanza. La escuela bilingüe de Hamburgo lo ha probado. Algunas otras escuelas como las de Homberg y Berlín muestran buenos resultados ¿Cuándo las seguirán las demás escuelas de sordos de Alemania ?

Contactos de prensa: Thomas Worseck, info@gehoerlosen‐bund.de, 1 de Junio de 2006

Traducido del original alemán por Alejandro Oviedo.

[1] Nota del traductor: Lautsprachbegleitende Gebärden, en alemán. Es un sistema, usado por los oyentes mientras hablan, que mezcla algunas señas de la Lengua de Señas Alemana (DGS) con convenciones manuales para representar morfemas del alemán (tales como tiempo, terminaciones sustantivas, género, etc.) que no existen en la DGS. Es la versión alemana de los sistemas conocidos como Inglés Señado, Español Señado, etc. Puede al respecto verse la descripción incluida en la Reseña de Poppendiecker et al 1990 (leer reseña)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *