La percepción del tiempo de las personas Sordas. Una pequeña justificación cultural para que un Sordo llegue tarde

Usuario-VacioSebastián Quiñones Araya,

Santiago de Chile, 2012.

Sección: Artículos, cultura sorda.

 

Me propuse escribir estas pequeñas recolecciones de información que pudieran explicar un poco un tema que me llamó bastante la atención en una conversación casual con una persona Sorda; y es que esta persona justificaba de alguna manera que la frecuencia con la que llegaba tarde a todos lados podía ser explicada desde una perspectiva cultural e incluso biológica a partir de su percepción del tiempo como persona Sorda.

Estuve buscando y no encontré mayores informaciones sobre la percepción del tiempo de las personas Sordas, mas solo algunas reseñas acerca de esta conducta que es repetida en las personas Sordas. Recuerdo también en muchas ocasiones en que para alguna reunión o evento en el que algún Sordo debía llegar puntualmente y no lo hacía siempre me respondían con: “Tu conoces a los Sordos, siempre es así, es un asunto de la cultura Sorda”, entonces yo pienso, ¿Qué tiene que ver la cultura como factor, para una falta que universalmente es considerada como precedente conductual?. Bueno si una persona de otro país, una persona mapuche, una persona ciega o de otra cultura llega tarde tampoco podría justificarlo debido a que teniendo un reloj el tiempo y la puntualidad debería ser una norma transversal a cualquier cultura y a cualquier persona. Entonces ahí es cuando comencé a pensar en la respuesta de esta persona Sorda que justificaba sus retrasos con la cultura, y bueno su argumento me dejó pensando una respuesta un poco mas argumentada para entender a cabalidad el asunto y recuerdo particularmente que ella me comentaba que nosotros como personas oyentes teníamos el sentido de la audición que nos permitía oír las cosas y escuchar como cada cosa tiene tiempo y por tanto tener una percepción auditiva del tiempo. Ahora yo me pregunto, ¿el tiempo se escucha? o ¿el tiempo suena?

El tiempo como eje transversal de los sentidos a propósito de la vida humana es fundamental para nuestro desarrollo tanto en nuestras actividades sociales como personales. Todo ser humano con sus capacidades cognitivas operativas debería ser capaz de percibir el tiempo como un elemento que nos exhibe que la vida tiene momentos, y existe un antes un ahora y un después (pasado, presente, futuro). Entendido esto es que me pregunto ¿si nuestros sentidos no existieran (gusto, olfato, visión, tacto y audición) podríamos aún así sentir el tiempo?. Si. Debido a que la percepción del tiempo es un proceso mental que es respaldado por nuestros sentidos tradicionales, pero aun sin ellos sigue siendo un proceso psicológico que se lleva a cabo en nuestra mente, por tanto aun sin nuestros sentidos deberíamos tener conciencia de que el tiempo pasa. Sin embargo es importante mencionar que por ser la percepción del tiempo un proceso fenomenológico y mental-psicológico no es objetivable y si subjetivable, por ende cuando hablamos de “sentir el tiempo” no es que exista una parte de nuestro cuerpo que pueda sentirlo, mas bien lo que llaman “sentido del tiempo” o también “orientación temporal”, si los sentidos nos ayudarán a percibir el tiempo. Ya comentado que todo ser humano tiene conciencia del tiempo como un elemento que no tiene pertenencia alguna de las personas ni control de el mas bien sí del orden de nuestras experiencias para con el tiempo, es que intento entender cómo nosotros siendo personas oyentes percibimos el tiempo argumentado por nuestros sentidos, es decir la materialización concreta del tiempo en la pragmática es el reloj, el calendario, los años, las horas, los minutos, etc. Pero desde nuestra percepción mental inconciente-naturalizada es que los sonidos (en particular a diferencia de lo sensitivo o degustativo) nos dan cuenta de que el tiempo avanza, escuchando cómo las personas hablan, cómo percibimos que una conversación puede ser larga no solo observándola si no también escuchándola y darle una correspondencia de tiempo-espacio; oír el reloj y su “tic tac” que marca cada segundo, que está constantemente avisándonos que ya ha pasado un segundo; la locomoción colectiva que pasan rápido y logramos escucharlas, a veces, desde nuestras casas, el concepto imaginativo de oír un auto veloz que hace sonar su motor para darle velocidad al movimiento y que nosotros oímos desde nuestras casas nos hace inconcientemente saber que la velocidad esta ligada al tiempo y este tiene una duración, es decir “que pasa”, “que avanza”, me refiero a lo básico de pensar que mientras mas rápido un auto se mueva menos tiempo se tardará en llegar a su destino nos hace percibir el tiempo desde el sonido de su motor (auditivamente). El “sonido del tiempo” expresado en los sonidos de la vida; el viento, los pájaros que cantan, la televisión que está constantemente transmitiendo programas (a veces incluso con un marcador de la hora en su parte posterior) en donde oímos como hablan y como pasan de un tema a otro, como esto tiene una implicancia de tiempo ; la misma música, escuchar la radio que programa canciones e inconcientemente tenemos una idea general de que una canción no “dura” mas de 5 minutos y esto nos hace percibir que si viene otra canción serán otros 5 minutos y que por ende el tiempo avanza. (¿Alguien recuerda cuando el la ciudad de Santiago a las 12:00hrs disparaban un cañón para que el sonido nos avisara que era esa hora?) Con esto quiero decir que el sentido de la audición nos permite complementar nuestro sentido mental del paso del tiempo como una importante característica para el desarrollo de nuestras vidas (como oyentes); Si nosotros no tenemos el poder de controlar el tiempo si tenemos el poder de controlar nuestras experiencias dentro del tiempo, es decir planificamos nuestro día a veces conciente, a veces inconcientemente, ¿habrá gente que solo viva en base a lo que sus impulsos les mandan sin control de sus acciones en base al tiempo?, incluso así estas personas tendrían conciencia de que sus acciones (experiencias controladas) tienen una duración, un inicio y un fin, aunque no planifiquen la “hora” de su fin saben que en algún momento debe terminar, incluso así es como concebimos la vida, nacemos concientes de que algún día moriremos, pero planificamos nuestra vida para que esto suceda lo mas tardíamente posible y esto es percibir el tiempo y tener conciencia de que este avanza.

Si no oigo, si tengo percepción y conciencia del tiempo, pero no tengo un factor importante que complementa el “sentir” el tiempo desde una perspectiva “sensorial”, y es lo que arriba explicaba, o sea no oigo como pasa el tiempo. El tiempo también se oye, a veces conciente, a veces inconcientemente, bueno la verdad es que el tiempo no es lo que se oye mas bien son las representaciones y manifestaciones de las experiencias humanas que mediante sus actos emiten sonidos y que estos tienen pertenencia en un tiempo y un espacio determinado. ¿Podría entonces argumentar que debido a la carencia de audición una persona Sorda tiende a llegar tarde a diferentes lugares?

No es una norma biológica ni una característica que se manifieste en todos los Sordos pero si podría ser un poco mas entendible que si un Sordo tiene una reunión a las 16:00hrs y son las 13:00hrs durante todo el tiempo que pasa desde una hora a otra no será insistentemente recordado por el medio aditivo (nosotros cuando estamos en esta misma situación no miramos el reloj cada minuto, pero sí “oímos el tiempo pasar”)

Universidad de Arte y Ciencias Sociales ARCIS,
Centro Pro Desarrollo Para las personas Sordas CEPRODESOR

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *