Los miembros de la comunidad de sordos

Usuario-VacioPor Pepi Cedillo,

Barcelona, 2012.

Sección: Artículos cultura sorda.

 

Hablaré sobre la comunidad sorda y que, como sucede en cualquier otro colectivo, es complejo.

Nos dicen que muchos sordos no nos preocupamos de la educación de sordos, y/o que desconocemos de la importancia vital de que todo niño sordo pueda acceder a su lengua natural desde la más temprana edad. Veremos más tarde juntos el porqué.

Pienso que si tratamos de describir cómo somos nosotros se nos ocurrirían más ideas para mejorar nuestra vida y, por consiguiente, la educación de las personas sordas. En fin, como decían los sabios desde hacía mucho tiempo: El autoconocimiento nos conduce a la sabiduría.

Trataré de describir los problemas referidos a la educación que observo en la comunidad sorda y luego entre todos podremos proponer algunas alternativas para mejorar. Para ello creo que es muy importante saber localizar los problemas y describirlos para poder superarlos.

Imaginemos que entramos en una asociación de sordos. Vemos diversas personas que signan, la mayoría son personas Sordas de diversas edades. Noto que cada vez hay menos pocos jóvenes que acudan a la asociación excepto en algunos pocos días y me pregunto si es un problema que acudan pocos jóvenes. Lo debatiremos posteriormente. Sigo describiendo con mi paseo ocular por la asociación de sordos.

1. Algunas personas, muy pocas, son oyentes,

a. que pueden ser hijos de sordos

b. o bien que tuvieron un familiar o amigo sordo y aprendieron la LS y/o quieren tener amigos sordos después de haber aprendido la LS durante los cursos.

c. Son administrativos, secretarios, y/o intérpretes.

2. Algunos sordos aprendieron la LS desde que nacieron con su familia,

3. Otros desde la escuela entre compañeros de sordos,

4. y otros, ya adultos, descubren por casualidad, o no a, sordos que signan.

Entre los sordos:

  1. A unos consideramos sordos “exitosos” (según los profesionales) porque hablan y escriben bien y con distintos niveles de competencia en LS.
  2. Mientras que a otros les denominaremos “fracasados”, es decir, ni hablan ni escriben bien y, además, no signan bien.
  3. Otros son competentes en LS pero no leen ni escriben con soltura.

Me he preguntado algunas veces si entre los oyentes que asisten a la asociación de sordos y colaboran en diversas tareas que “benefician” al colectivo sordo serían considerados miembros de la comunidad sorda. He estado consultando a algunas personas sobre este asunto, oyentes y sordos.

Descubro que cada uno de nosotros tenemos un concepto diferente para la palabra “Comunidad Sorda” y quienes deberían formar parte de este colectivo.

Después de escuchar las diversas opiniones he llegado a pensar que “miembro” (en el sentido de alguien que forma parte de un mismo colectivo) es alguien que propone, participa y toma decisiones a favor del desarrollo de la comunidad sorda. Y Comunidad Sorda, algunos afirman que sólo estarían los que son Sordos, por el uso de la palabra “Sorda” que englobaría tanto los que saben la LS como los que no. Otros que sólo estaría formada por los que comparten la lengua visual, además de la sordera. Si se trata sólo de los que usan la LS, no deberían llamar Comunidad Sorda, sino Comunidad de Signantes, etc.

Finalmente he querido saber qué significa para la Confederación de Personas Sordas de España, la máxima institución de sordos en España y aparece la siguiente definición: http://www.fundacioncnse.org/lectura/acercate_comunidad_sorda/acercate_co munidad_sorda_2.htm

La Comunidad Sorda está integrada por individuos de cualquier condición personal y social, por lo que se trata de una comunidad muy heterogénea. Sin embargo, además de los aspectos visuales y de las barreras de comunicación, existen –entre otras– las siguientes características que definen a esta comunidad:

Lengua de Signos como elemento de cohesión y adaptación creativa:

La Comunidad Sorda conforma una minoría lingüística y sociocultural y la Lengua de Signos es el elemento de cohesión en este grupo.

La Lengua de Signos como resultado de la interacción entre biología y cultura en el ser humano representa una adaptación creativa a una limitación sensorial transformando los recursos existentes en potencial para la comunicación, desarrollando estrategias alternativas a través de una modalidad visual de comunicación.

Identidad:

La toma de conciencia de la Comunidad Sorda, surge a partir de los años 70,

cuando grupos de personas reivindican la Lengua de Signos y la Cultura Sorda. Diversos estudios e investigaciones en diferentes disciplinas científicas corroboran la existencia de dicha lengua y cultura, comenzando desde este momento a valorar la importancia de una preservación sistemática y organizada de sus valores y rasgos culturales, aunque desde siempre la LSE se ha transmitido durante generaciones. Algunos de los aspectos en su identidad que podemos destacar son:

  • Cultura visual: la Comunidad Sorda no se define por un espacio geográfico determinado sino por una experiencia vital común, basada en una experiencia en mayor o menor medida de carácter visual.
  • Valores: la Lengua de Signos y manifestaciones artísticas de las personas Sordas permanecen entre los diversos valores atemporales de esta comunidad.
  • Historia, tradiciones, costumbres y producciones culturales: siempre con su propia lengua como referente, en los últimos años se está beneficiando por el uso de las nuevas tecnologías.

En esta primera definición no concreta quiénes serían los miembros de la Comunidad Sorda sino que es una comunidad muy heterogénea (en la condición personal y social), lo que comparte entre ellos como elemento de cohesión que es la LS.

En mi opinión, después de escuchar las otras, me digo, que los oyentes pueden aportar sus opiniones, asesorar en la comunidad sorda y que los sordos son los que debatimos y decidimos nuestro futuro, de cómo mejorar nuestro nivel de bienestar tanto físico como mental o cognitivo. Por tanto, los miembros de una comunidad sorda hemos de ser los sordos que optamos por la lengua visual, seamos competentes o no en esta lengua.

Después de aclarar quiénes serían los miembros de la Comunidad Sorda, me pregunto ¿cuáles son las dificultades que observo?

Sien una misma ciudad existe más de una asociación, en mi experiencia, suelen rivalizar entre ellas, como ocurre en determinadas profesiones, colectivos etc. Hasta en la misma familia pueden surgir rivalidades.

Por todo lo dicho anteriormente me hace pensar que es normal que existan este tipo de tensiones y por tanto no es un tema que me preocupe y, además, la competencia si se hace un buen uso (y qué entenderemos por buen uso?) nos podría permitir ser más creativos a la hora de organizar actividades para los asociados.

Los sordos cuando dejamos la escuela y acudimos a una asociación de sordos, en un principio nos enriquecemos como personas gracias al incremento de los intercambios lingüísticos entre los asociados, si es que somos abiertos, o somos aceptados a formar parte del grupo. Llegará un momento en que no progresamos más y pensamos que es así y no es posible mejorar por desconocerlo.

Las personas desconocemos algo cuando no hemos estado en otro lugar física o intelectualmente. Si desconocemos no podemos luchar, pedir por conseguirlo….Para ilustrar mejor lo que pretendo decir expondré un ejemplo que servirá para los que tienen más de 45 años. Cuando éramos jóvenes desconocíamos la existencia del ordenador, del fax, del teléfono móvil (celular) y consideramos algo normal teclear sobre una máquina de escribir, poner un papel de carbón para copias, borrar con un tippex (una sustancia blanca que tapaba la letra o palabra errónea. Como desconocíamos no luchábamos para mejorar nuestra vida ni sentíamos necesidad hasta que lo conocimos y nos surgió la necesidad de conseguir estas cosas: ordenador, móvil, internet, etc.

La diferencia estaría en que los objetos (ordenador, internet, móvil, etc.) son visibles y el conocimiento no lo es. Se hace visible con uno mismo, comparando de lo que sabía cuando era niño, joven y adulto.

Así percibo que, entre los sordos, desconocen que hay otro mundo cognitivo además del que están acostumbrados, una manera de pensar diferente, más amplia, etc. … y se sienten satisfechos con la vida que llevan actualmente (con los objetivos que se plantearon como: actividades recreativas, deportivas, de hermandad, etc, a pesar de que existen otros que creen que lo cumplen pero no íntegramente por ejemplo: Aumentar el desarrollo personal y autoestima de las personas sordas y por tanto no se les ocurre que podrían enriquecer aún más su vida actual. Aun asistiendo a conferencias parece que no les nutren y si acuden es para encontrarse con otros sordos. Es legítimo desear estar bien, querer comunicar …

Por todo ello esta falta de conocimiento nos conlleva a decir que cuando éramos pequeños ya sufrimos mucho por no entender nada cuando estudiábamos, por sentirnos marginados y no estamos por la labor para luchar por la educación en general … En fin, optamos por hacernos las victimas.

¿Se podría mejorar la situación?

Si lo deseamos, es posible y mucho. ¿Cómo?

Sería necesario seguir haciendo un análisis previo para después encontrar las alternativas.

Si nos fijamos en quienes suelen ser los líderes de una asociación de sordos, son escogidas las personas que denominaremos “sordos exitosos”, por el hecho de que hablan y escriben “correctamente”, como ya he dicho antes, y/o porque tienen títulos universitarios además de que usan la LS. Muchos de nosotros nos creemos que somos los que más sabemos porque así nos lo dijeron los profesionales de la educación y nuestros padres. Se ha relacionado el poder hablar y escribir bien con el saber. Y no es así. Porque entre los oyentes que hablan existen diversos niveles de saber. Y algunos, no pocos, creemos que hemos llegado a la meta, nos dormimos en los laureles y no necesitamos seguir aprendiendo por sentirnos por encima de otros sordos y pero no entre los oyentes!!!. Como ya he planteado anteriormente, existe otro mundo cognitivo más amplio, que desconocemos, y solo lo conoceremos cuando seguimos aprendiendo.

Los sordos exitosos nos hemos sentido únicos, y se nos ha hecho sentir, durante años porque somos muy pocos, nos consideran “estrellas” durante mucho tiempo, lo seguimos siendo y cuando estamos con otros considerados “estrellas” solemos chocar, nos desprestigiamos mutuamente ante los otros sordos, en vez de aprovechar y compartir los potenciales que presentamos cada uno de nosotros.

Algunos de los sordos exitosos, de forma inconsciente o no, no queremos compartir nuestro conocimiento con otros por miedo a que otros “exitosos” nos lo arrebaten y nos quedemos sin nada que aportar más porque otros ya lo saben. Como si el conocimiento fuera un tesoro que se pueda robar en lugar de compartir …

Al atacarnos mutuamente hundimos a la comunidad sorda y dejamos la educación de sordos en manos de los profesionales oyentes, si los otros sordos no aportan nada por falta de conocimiento o se hacen víctimas.

Los otros sordos solemos decir que no somos capaces para dirigir una asociación por falta de competencia escrita y de conocimiento. Algunos de nosotros confiamos en ellos, los “exitosos”, porque creemos que son el puente hacia el mundo de los oyentes a través de la escritura. Pensamos que saben más que nosotros … En fin, realimentamos su ego. Nos encontramos como en una ciudad amurallada antigua de la que se hace muy difícil entrar o salir.

Como líderes podemos ser un obstáculo para el progreso por diversas razones:

– Al creer, siendo conscientes o no, que los otros sordos son inferiores, que no son capaces, solo les interesa divertirse y no hay nada que hacer para mejorar, es porque no se les ocurre actividades que enriquezcan el bagaje cognitivo de los asociados, nada más que las recreativas y deportivas. Organizan algunas conferencias para cumplir con el objetivo de informar que es distinto a conocer, reflexionar del tema y debatirlo.

-Algunos de estos líderes suelen decir que ningún otro sordo podría optar a la presidencia y por eso se sacrifica por seguir años tras años sin creatividad, sin muchas ganas, haciendo lo mismo cada año. O abandonan el cargo o se acostumbran al poder de dirigir que le costará abandonar el cargo porque no conocen otra forma de vivir. Somos animales de costumbres …

¿Por qué dicen que son inferiores?

Lo dicen por muchas razones, como por ejemplo:

  1. que no saben o no se les ocurre cómo cambiar la situación.
  2. que prefieren ser el que sabe más que otros y no quieren compartir su conocimiento.
  1. Los profesionales les han dicho durante años que somos los mejores, que somos sabios, etc. y los otros son incapaces. Es muy doloroso descubrir que hemos sido engañados.

Entre los “fracasados” podemos encontrar que sienten admiración por los sordos exitosos y se dicen a sí mismos que no pueden, se hacen víctimas por la educación recibida, delegan todo el poder y confían en estos líderes.

Por todas estas razones, la comunidad sorda no avanza como desearíamos, no se interesa por la educación, mejor dicho, no está preparada para preocuparse e interesarse por la educación.

Como consideramos que los sordos tienen la misma capacidad intelectual que los oyentes y lo que se necesita es despertarla y hacerla funcionar, porque está “dormida”.

Existen alternativas para que avancemos si así lo deseamos. Potenciar el conocimiento que permita posteriormente ser más creativos a la hora de solucionar ante dificultades que van surgiendo y presentar sólidos argumentos ante temas polémicos.

Alternativas que se nos ocurren:

Para despertar el interés de los sordos para seguir “aprendiendo”, para conocer el otro mundo cognitivo, a través de:

  • Ágora. Consiste en crear una figura llamada portavoz que tiene además funciones de mediador entre los asociados y los miembros de la junta directiva. Este portavoz informaría los acuerdos tomados por la junta directiva sobre diversos temas con sus argumentos y describiría a los asociados los problemas que se encuentran sobre el funcionamiento de la asociación en general, para que los socios presenten diversas soluciones posibles con argumentos … En fin, considerar la asociación de sordos como la casa particular de cada socio y de esta manera todos los socios que asistan al ágora estarían más preparados para asumir algún cargo de la junta directiva como la presidencia …
  • Tertulias después de visionar una película con la presencia de algún sordo lector competente o al menos un intérprete, con la presencia de un “dinamizador” o “mediador cinéfilo”
  • Club de lectura: Lecturas en voz “alta” a través de la LS y posterior tertulia.
  • Lectura de prensa, sobre todo en las páginas de opinión para darse cuenta que existen opiniones diversas ante un mismo acontecimiento o tema, de manera que los socios descubran los distintos puntos de vista que existen y de ahí les permitiría la apertura de mente y ser más libre para opinar.
  • Después de las conferencias un foro-debate donde participen los asociados con un mediador competente.
  • Formación a futuros mediadores.
  • Otras alternativas que os ocurra a vosotros que permitan despertar la mente y ejercitarla cada día con interés y ganas …

Todas estas ideas serán para que aparezcan un mayor número de líderes que estaríamos más interesados, motivados y más preparados para luchar y aportar con mejores argumentos que permitan fortalecer y mejorar la educación de las personas sordas. Aún siendo consciente que es un proceso largo, lento y con dificultades. Para finalizar os propongo la idea luminosa que he aprendido de un proverbio chino esperando que, como a mí, os pueda ser de utilidad: “Más vale encender una luz que maldecir las tinieblas”.

Ponencia presentada en el II Congreso iberoamericano de educación bilingüe para sordos. Asunción, Paraguay. 24/28 de abril de 2012.

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *