La lectura ¿Un problema sin solución para los sordos?

Usuario-VacioPor Lucy Alfonso de Barahona.

Bogotá, 2009.

Sección: Artículos, lectura.

 

La lectura cumple un papel preponderante en la comunicación, desarrollo intelectual, la apropiación del conocimiento, y en el éxito escolar. El dominio de la lectura junto con la escritura es condición fundamental para participar activamente en el contexto de la cultura universal. Para la persona sorda, la lengua escrita es el instrumento más apropiado para interrelacionarse con la sociedad, al no poder adquirir una comunicación oral o adquirirla deficientemente.

Considerando la importancia de esta actividad, es útil para quienes estamos comprometidos en el campo de la educación del sordo indagar acerca de preguntas como: ¿Por qué en Colombia nuestros niños no han aprendido a leer?, ¿Es éste un problema vivido soto en este país?, ¿Lograrán algún día alfabetizarse? Para encontrar respuestas a estos interrogantes es necesario revisar cuáles han sido las bases de la práctica pedagógica impartida a los escolares sordos ligada a sus resultados y cuáles son los planteamientos que sustentan una transformación para lograr que los escolares sordos alcancen niveles superiores en esta área.

Teniendo en cuenta que tradicionalmente se ha creído en el carácter mediador entre lengua oral y lengua escrita (es decir que el aprendizaje de la lengua gráfica se realiza a partir de la lengua oral), la práctica educativa tradicional con los niños sordos se ha realizado basada en el aprendizaje del lenguaje oral como requisito para el aprendizaje de la lectura. Pero, el niño sordo al enfrentarse a este aprendizaje formal, lo hace con bajo nivel de lenguaje oral como consecuencia de la historia de su desarrollo lingüístico: la mayoría nacen en familias donde todos los miembros son oyentes que los proveen de un ambiente de lengua oral y debido a su deficiencia biológica se les dificulta el acceso a ésta por no poder escucharla. Su aprendizaje lo deben hacer de forma sistemática por medio de técnicas terapéuticas. Es así que para ellos no es un lenguaje natural. Por tanto, sus interacciones comunicativas son pobres y esto conlleva a un retraso en la adquisición de conocimientos, desarrollo cognitivo y social. Retrasos que son menos severos cuando se poseen buenos restos auditivos o cuando se adquiere la sordera después de haber desarrollado normalmente el lenguaje.

Desde una perspectiva psicolingüística, con estas carencias el niño sordo debe enfrentar serios problemas al encontrar significado a los textos, tal como se puede deducir de la definición que hace Goodman sobre lo que es lectura, juego de adivinanzas psicolingüístico en el que están implicados el pensamiento y el lenguaje. Cuanto mayor conocimiento se tenga sobre la estructura del lenguaje, mayor nivel conceptual y más información se posea referente al tema leído, la adivinación del significado del texto es más segura. Por otra parte, algunos autores como Borzone y Signorini, reportan la existencia de una correlación positiva entre el aprendizaje de la lectura y escritura con la conciencia metalingüística o conocimiento que el niño tienen de la estructura interna del lenguaje.

(Leer más … Descargar PDF (99 KB)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *